La Trilogía del Pegamento Social: educación, salud y oportunidad laboral

26 febrero, 2018  /  Por:   /  Consultores  /  General   /   238 Vistas
trilogía

Costa Rica se ha destinguido por décadas, en tres ejes como singularidad en centroamérica; educación para tod@s, salud para tod@s y oportunidades laborales. Estos elementos ha sido los aglunitantes de la nación y ha creado el sello caracterísitico como sociedad.  Sin embargo, esa coalicion representada de manera institucional tiende a desvanecerse.

¡Qué mejor forma de entender la situación del semejante, que compartir con el o ella! Esa oportunidad la da la educación, compartir, ver y sentir que mis compañeros son diferentes y pasan por dificultades y alegrías en distintos estratos sociales, pero todos tenemos la misma oportunidad de educarnos en un sistema de alta calidad, dan la visión de una nación sin paragón.

Empero, la degradación sistemática de los últimos 30 años del sistema educativo público (principalmente primaria y secundaria), en buena parte, ha creado dos Costa Rica, la que puede pagar y accesa a Universidad del Estado de clase mundial y quienes no puede pagar y acceden a educación superior cara y con perspectivas limitadas. Esto también ha hecho que para el sistema privado de educación la desigualdad y la pobreza sean para algunos un cuento de hadas  y para otros  una labor social más, sin comprender y convivir con esa realidad. No hay forma más sencilla de entender el hambre, que es viviendola o por lo menos compartiendola.

Otro elemento de ese pegamente bastante diluido, es la salud. Un pueblo con salud y educado, puede cambiar su histórica en un par de década. El ex-presidente, abogado y educador Derek Curtis Bok una vez dijo que si la educación era cara, prueben con la ignorancia. Pero algo igual de caro, que la ignorancia es la enfermedad cuando existe la posibilidad de evitarla. El sistema de salud o seguro social nos ha permitido, tener una población económicamente activa capaz de insertarse en el mercado mundial con éxito. Sin embargo, hoy pareciera que sistema de seguridad social necesita asistencia social.

La competitividad de mercados exige educación y personal saludable, que comprenda su entorno, y además sea sensible a las demandas del mismo. ¿Y cómo ser sensible, si tu entorno solo se comprende así mismo? 

Buena parte, de los avances como nación se dieron en el siglo XX, sucedieron gracias a personajes como; Ricardo Jiménez Oreamuno, Cleto Gonzalez Víquez, Alfredo Gonzales Flores, entre otros  entendieron y visionaron a una Costa Rica anclada en estos principios básicos. Pareciera que con el pasar el tiempo y volvernos más sofisticados y sacarnos la tierras de las uñas, nos desconectamos de lo básico para volvernos islas, donde en vez de tierra nos entró el silicon y el bitcon.

La empatía se crea al convivir en un entorno con multitud de personas y viendo desde nuestra realidad al mundo que nos rodea, no desde el quinto piso, donde en vez de ver personas, simplemente vemos hormigas que se mueven sin sentido y poco importan. Buena parte de nuestra confusión social, violencia, decidia, intolerancia y mala fe, nacen de esa desconexión social, a pesar de ser en términos tecnológicos la sociedad mejor interconectada de la historia, mayor contradicción no puede haber, estar interconectados pero desconectados como seres humanos.

Acerca del autor:

Consultor e investigador de INCAE por más de 10 años ha trabajado temas de; agro negocios, desarrollo sostenible, emprededurismo social y eco-competitidad.