La rebeldía cultural de La Carpio

26 abril, 2017  /  Por:   /  Redacción  /  General   /   138 Vistas

¿Es posible que una sola organización pueda transformar una de las comunidades más peligrosas de Costa Rica?

Para muchos costarricenses La Carpio, un precario ubicado en La Uruca, San José, es sinónimo de violencia y crimen. Sin embargo, en el 2011 Alicia Avilés y Maris Stella Fernández se propusieron cambiar este estigma al fundar el Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social (SIFAIS). La organización sin fines de lucro busca promover el crecimiento cultural del barrio marginal. En esta serie de cuatro artículos, The Tico Times pretende mostrar como este modelo educativo no tradicional está desafiando los estigmas para ayudar a la comunidad a encontrar un mejor futuro.

Quienes participan del Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social (SIFAIS), el innovador programa educativo de la organización está brindando más que talleres y oportunidades a la comunidad marginal: está ayudando a La Carpio a crear un rebeldía pacífica en contra de la sociedad.

La creciente unión entre los voluntarios y ciudadanos de la comunidad ha sido el elemento clave para empoderar a La Carpio en la búsqueda de crear su propia identidad. Karina Hernández, directora de logística de la organización y socióloga, dice que esta rebeldía constructiva comenzó cuando la organización evaluó las necesidades de esta vulnerable comunidad.

“Desde hace año y medio para acá, si hacemos un diagnóstico de si el taller que están impartiendo los voluntarios responde a las necesidades de la comunidad”, le dijo Hernández a The Tico Times.

Ella dice que el programa promueve un crecimiento personal en los miembros de la comunidad a través de sus talleres culturales, deportivos y educativos. Ese crecimiento individual se ha multiplicado paralelo a los objetivos de la organización de buscar mejoras mucho más amplias. Dentro de estas mejoras están la integración de instituciones públicas, la participación de la población y la creación de un sentido de comunidad en La Carpio.

Acerca del autor: